Detienen la pesca de sonso dos meses antes de lo previsto por falta de capturas

01/11/2021

La situación afecta a más de una veintena de embarcaciones 

La Dirección General de Política Marítima y Pesca Sostenible ha detenido la pesquera de sonso dos meses antes de la fecha prevista de finalización de la campaña de este año. El motivo: la escasa captura de esta especie en todo el litoral catalán. La decisión afecta a más de una veintena de embarcaciones -la mayoría de las comarcas gerundenses- y se ha tomado de acuerdo con el sector pesquero. De hecho, hace pocos días ya se retiró el permiso especial para esta pesca regulada en tres embarcaciones del censo por petición "expresa" de los propios amarres a raíz de la reducción de capturas de "manera drástica", hasta el punto de no tenerlo ninguna y, por tanto, "hacer insostenible el mantenimiento".

La pesquera del sonso y de la lengüeta en Cataluña está sometida a un plan de cogestión que busca garantizar su pesca a través de un sistema de regulación. El plan establece un período de veda y uno de pesca, que cada año va del 1 de marzo al 15 de diciembre (en el caso del sonso) y del 16 de diciembre al 30 de abril (por la lengüeta). La dirección general de Pesca renueva cada año los permisos especiales de pesca en las embarcaciones incluidas en el censo específico de esta modalidad y fija unas cuotas a partir de las cuales se tomarán las decisiones.

En concreto, establece que si no se alcanza el 75% de la cuota, se disminuirá a la mitad al mes siguiente y que, si no se llega a ese 50%, al mes siguiente se cerrará la pesquera. La escasez de sonso ya se notó el pasado año, explican desde el sector. Tanto es así que el 1 de marzo –justo cuando debía empezar la campaña de pesca- el Comité de Cogestión de la Modalidad de la Sonsera (CCMS), integrada también por el sector y la comunidad científica, acordó prorrogar el período de veda a la espera de que los muestreos y las detecciones garantizaran una presencia suficiente de esta especie para poder empezar la temporada "con garantías".

El período de veda se alargó hasta el 29 de marzo y, a dos meses de cerrarse la campaña de este año, se ha detenido la pesca de esta especie por falta de capturas. De hecho, el 19 de octubre, la dirección ya retiró el permiso especial a tres de las más de veinte embarcaciones que se dedican a ello por el bajón de las capturas. Fueron los propios amarres los que lo pidieron.

En la resolución de la Generalitat, se detalla que "una vez contrastada la cuota esperada con la cuota alcanzada durante los últimos 30 días, se ha comprobado que el éxito es sólo del 42,5% de la cuota esperada" y que con el análisis de los últimos 15 días, el porcentaje de éxito alcanza sólo el 18,1% respecto a la cuota esperada. Unas cifras que no permiten continuar con la pesca de esta especie. El gerente de la cofradía de Blanes, Xavier Domènech, asegura, sin embargo, que esta situación no es nueva. "Hemos tenido años muy buenos, como en el 2018, pero eso ya ocurrió en el 2016", explica. El gerente de la cofradía de Blanes atribuye la situación a múltiples factores.

Entre ellos, el temporal Gloria, pero también al cambio climático. "Debemos tener en cuenta que es una especie que se encuentra muy cerca de la costa y está mucho más expuesta a todos estos factores", detalla el gerente. Domènech, de hecho, admite que posiblemente estos episodios serán cada vez más recurrentes y que no sólo está en manos del sector pesquero revertir la situación. "Todo el mundo tiene que hacer cosas", insiste.

Del Estartit a Badalona

La regulación de la pesquera de sonso cuenta con un censo de 23 embarcaciones que van desde el puerto de l'Estartit hasta Badalona. Sin embargo, la mayoría se concentran en las comarcas gerundenses con Blanes como población más afectada. Aquí hay siete embarcaciones que cuentan con este permiso y que ahora, o bien se dedicarán a la pesca de la lengüeta oa otras artes menores, o directamente deberán detener su actividad porque se han especializado en esta modalidad.

 


Fuente: www.emporda.info